Posted by Eduardo Costa

CRÓNICA DEL DESIGN&DRINKS ASTURIAS 5.0

11 Diciembre 2014

Para la 5ª edición del Design&Drinks volvió a la Lata de Zinc en Oviedo, donde nos sentimos siempre tan bien acogidos. Tras unas cervezas entre todos y el habitual problema de conectividad entre el ordenador y el proyector, por fin vimos el fondo de pantalla enfocado detrás del escenario. Se conectaron los altavoces, se puso el móvil para grabar los vídeos de las presentaciones y se invitó al primer ponente:

LETICIA

Vino a hablar del no-diseño urbano: no-diseño de ciudad, no-diseño respecto a la escala humana...

Partiendo de que el urbanismo es Planeamiento (=diseño) + gestión económica + organización político administrativa, se puede decir que aquí en Oviedo no hay urbanismo, hay pelotazos que no obedecen al diseño, ni a una gestión o economía. Sólo a intereses políticos y económicos (de unos pocos).

Nos condujo por la evolución de la ciudad. Presente, pasado y futuro. Especulación y desurbanismo. Sonaron nombres de Jovellanos XXI, Gabino de Lorenzo, Santiago Calatraba, Palacio de Congresos, la Estación del Vasco, el convento de Santa Clara, Villa Magdalena, un palacio de las artes que nunca llegó a construirse, oficinas, tres rascacielos fuera de toda escala física, conceptual y lógica...

Las preguntas fueron enfocadas hacia la profesión del arquitecto hoy y se repasó la historia de la ciudad vetusta, desde el amor y la crítica.

JOSE

Volvió a salir el tema de Oviedo en la charla de Jose, pero desde un punto de vista, quizás, más romántico.

Nos habló de elementos curiosos de la ciudad que no necesariamente son representativos de una época, pero sin embargo perduran en el tiempo.

Los pilares del acueducto. Se crearon en el siglo XVII con apariencia romana y aire montañes para traer a Oviedo el agua de Fitoria y del Naranco. Se destruyó por lo vetusto de su apariencia e inutilidad práctica y ser utilizado como materia prima para el puente de la Argañosa. Quedan 5 pilares.

El arco del parque san francisco. Es de un templo de San Isidoro que estaba en la Plaza del Paraguas que dejó de ser utilizado para el culto religioso tras la desamortización y lo derribaron, pero unos románticos conservaron un detalle como recuerdo de y para la ciudad.

Nos ofreció detalles y su visión de La fábrica de gas, de la estación del Vasco, el Fontán (derribado y vuelto a hacer) del Banco de España.

El público confirmó la idea de que el urbanismo está supeditado a las necesidades de las personas, criticó las leyes de protección de edificios históricos (por lo mucho o por lo poco) de aberraciones conservadoras y casos de buenas práxis, que también las hay.

JULIO

Gran muestra de lo que es, o debería, ser un Design & Drinks, se cae un ponente y alguien del público, valiente, se ofrece encantado a contarnos una historia sobre diseño...

Nos comentó a groso modo, que sólo tenemos 15 minutos, cómo funciona por dentro una aplicación de smartphone y qué profesionales se dedican a las labores concretas.

Interfaz de usuario -> diseñador gráfico, que debe conocer de primera mano conceptos de usabilidad móvil. No es lo mismo una web que una app. Una vez el diseño le toca al maquetador. Es el profesional que coge los elementos diseñados y los coloca en la aplicación. Por último el programador es el que hace que las cosas pasen.

Otro datos son los contenidos. Muchos datos que usa la aplicación para trabajar son externos a ésta, los tiene que obtener de la red con generadores de contenido, métodos de scraping, rastreadores...

El debate, movido, tuvo como tema principal el por qué se hacen según qué aplicaciones: Sí, porque hay grandes empresas que quieren sacarte los datos y sí, porque hay informáticos que les gusta trastear.

Se trataron temas de seguridad, de modelos de negocio, de condiciones de uso...

Un gran Design&Drinks que esperamos haya gustado a los asistentes. Nos vemos en el DDAst6!!

En la sección charlas están los vídeos de las tres ponencias.